fbpx

Preguntas Frecuentes

¡Comparte este contenido! Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

Es un espacio confidencial de respeto y confianza cuyo objetivo es que la persona alcance un desarrollo personal. El terapeuta realiza las intervenciones terapéuticas necesarias para ayudarle a darse cuenta de lo que está pasando y que el paciente vaya resolviendo su problema.

A toda persona que piense que los acontecimientos de su vida le están desbordando, que necesita ayuda para salir de ellos y resolverlos.

Cualquier persona que lo desee.

Cada caso es personal e independiente al igual que su problemática, por lo que no existe una regla, sin embargo se busca que el proceso sea creativo, profundo y lo más breve posible.

La terapia es un proceso de ayuda, en la medida que cada personas la vaya necesitando para tener un autoapoyo.

Iniciar un proceso de psicoterapia en una decisión individual. Hay muchas razones por las cuales personas acuden a terapia, a veces es para lidiar con asuntos emocionales que tienen de mucho tiempo, como respuesta a cambios inesperados como un divorcio o un cambio laboral, porque sienten angustia, ansiedad o depresión.

Algunas personas buscan a través de la psicoterapia reencontrarse a sí mismos y su desarrollo personal, parar su sufrimiento, darse cuenta de qué está fallando o nuevas estrategias para asuntos de depresión, ansiedad, conflicto, duelo, manejo del estrés, enfermedades y en general cambios con los que enfrentamos en nuestra vida.

La psicoterapia es adecuada para cualquier persona interesada en desarrollarse a través de su conciencia y trabajar en los cambios para su vida.

Mientras a veces navegamos de manera exitosa, todos pasamos por retos o dificultades en la vida, no tiene nada de malo buscar apoyo extra cuando lo necesitamos.

De hecho, la psicoterapia es para aquellos que tienen la conciencia suficiente para darse cuenta de que están necesitando de apoyo. Se está tomando responsabilidad cuando buscamos ayuda y estamos dispuestos a comprometernos con nosotros mismos, a hacer un cambio y  dejamos de sentirnos solos con lo que vivimos.

El psicoterapeuta provee de apoyo, herramientas de solución de conflicto y aumenta la capacidad para afrontar temas de miedos, angustias, depresión, ansiedad, asuntos de relaciones, asuntos de nuestra infancia, duelo, manejo de estrés y enfermedades de origen emocional.

Algunos de los beneficios que puedes obtener incluyen:

  • Atender mejor a tus necesidades y metas. Actualizar y mejorar la imagen de ti mismo.
  • Habilidades para relacionarte mejor con los otros y tu entorno, es decir tu  mundo.
  • Habilidades para enfrentar la ansiedad y estrés
  • Manejo de enojo, duelo, depresión, miedo, angustia, ansiedad.
  • Mejorar tu comunicación.
  • Cambios de conducta que te lastiman.
  • Descubrir nuevas formas de solucionar problemas de familia y pareja.
  • Mejorar tu autoestima e impulsar tu confianza propia.
  • Resolver asuntos de infancia o del pasado.
  • Mayor congruencia en tu vida.
  • Una vida más plena y satisfactoria.
  • Mayor autonomía y realización.
  • Vivir de manera más realista y responsable.
  • Vivir aquí y ahora…

Cada sesión de psicoterapia es única y atiende a cada individuo y sus objetivos específicos. Lo más común es que se agende una sesión semanal de 50 a 60 minutos, aunque eso se establece en la primera sesión y puede variar.

Es particularmente dialogal y relacional. Es decir, a través del diálogo y lo que pasa en la relación, es como se va logrando tener conciencia.  A veces, de acuerdo a la situación, se hacen pequeños ejercicios que no hacen más que hacer notar, que se evidente, una situación de la cual es necesario darse cuenta.

Existen medicamentos como antidepresivos, ansiolíticos, etc. que ayudan con problemas mentales y emocionales. El Psiquiatra es el profesional de la salud -médico con especialidad-formado para diagnosticar, recetar, dosificar y atender el proceso. El Psicoterapeuta está formado para diagnosticar la necesidad del apoyo psiquiátrico y entonces se requerirá una consulta con él.   Usualmente no es necesario y el trabajo psico-emocional en la Psicoterapia es suficiente.

 La información de las sesiones de Psicoterapia son confidenciales entre paciente y psicoterapeuta. Ninguna información puede ser expuesta sin permiso previo del paciente. Sin embargo, en el caso de que la integridad física o mental del mismo paciente o de alguna otra persona pudiera estar en riesgo, será obligación del profesional poner al tanto de la situación a quien corresponda, ponderando ante todo al paciente mismo.

El costo de la sesión es  alrededor de 500 pesos. Sin embargo, existen casos en los que apoyamos a las personas con situación económica difícil, ajustando la tarifa de la sesión, para ello es necesario que la persona lo establezca con su psicoterapeuta desde el inicio.

Será importante preguntar el objetivo por el cual se canaliza un alumno a terapia, ya que puede ser por situaciones emocionales, conductuales y/o de aprendizaje. El plan de trabajo será diferente para cada una de estas áreas.

Uno de los momentos para considerar la posibilidad de asistir a psicoterapia, es cuando algo dentro de nosotros nos está incomodando, cuando nos sentimos mal emocionalmente, cuando aparecen síntomas, cuando nos damos cuenta de que nuestras relaciones interpersonales no están bien, vemos afectados lazos familiares importantes, vamos perdiendo amistades, cuando nos enojamos de todo, nada nos parece bien, y pensamos o sentimos que sólo nosotros tenemos la razón. Es este un buen momento para darnos la oportunidad de hacer un alto en el camino y explorar nuestro mundo interno, acompañados por un psicoterapeuta.

La voluntad es muy importante en un proceso terapéutico, sin embargo muchos adolescentes pueden resistirse al mismo como una forma de rebeldía o de mostrar su enojo hacia alguien o algo. Manejarle al adolescente que su bienestar es importante y que él es quién decidirá si permanece o no en un proceso terapéutico podrá de ser de ayuda para que esté pruebe al menos 4 sesiones y decida si la terapia es un lugar al que quiere acudir o no.

En otra ocasiones, es importante notar, que los comportamientos de las personas responden a un contexto o situación en específico.  El contexto o ambiente primario más inmediato es la casa, la familia.  Luego, es importante desprender de ello, que podría ser necesario que toda la familia entre a un proceso terapéutico, no solo porque ayudará al adolescente sino también para asumir su responsabilidad en la situación.

Los niños pueden requerir apoyo terapéutico cuando sus papás están en un proceso de divorcio, cuando en casa o escuela hay dificultades con la disciplina, cuando el niño no se siente bien en la escuela, no hace amiguitos, se aísla  o lo molestan, cuando tiene dificultades para expresar y manejar sus emociones, etc.

El psicólogo tiene una formación académica acerca del comportamiento humano y es principalmente teórica, aunque de acuerdo a la rama en que se especialicen (educativa, clínica, laboral, social) realizan prácticas al respecto.  El área clínica es la que estaría destinada al trabajo terapéutico pero requiere especializarse o entrenarse para el trabajo presencial.

El psicoterapeuta tiene una formación académica también en comportamiento humano aunque fuertemente dirigida al trabajo presencial terapéutico con las personas.  Requiere asimismo, llevar un proceso terapéutico personal y supervisión de los casos que manejan.  Los profesionales al respecto obtienen cédula profesional y están en continua actualización.

En la actualidad hay un numero muy grande de terapias, entendiendo esto como formas de sanar a las personas.  Podría decirse que se podrían clasificar en varias formas: en su orientación en el tiempo –  el Psicoanálisis tiende a ir hacia la etapa de formación de las personas; logoterapia,  tiende a ir hacia el futuro, hacia el significado de la vida;  humanistas, hacia el presente.    Otra forma de clasificar, tradicionalmente está en función de su aparición en el tiempo:  las 3 fuerzas:  El psicoanálisis, el cognitivo – conductual y el humanismo.

En el centro, respetamos la aportación de la diversas corrientes y aunque de base tenemos la Gestalt Relacional, algunos de nuestros terapeutas son cognitivos-conductuales, sistémico, humanistas, entre otros.